Confidencialidad

La actividad de los Registros de Cáncer implica la recogida, almacenamiento y posterior utilización de información para su análisis o para la realización de estudios específicos. La identificación individual de cada paciente es un requisito básico e imprescindible para un RCP. Ello permite integrar la información de un mismo caso procedente de distintas fuentes, evitando así la inclusión de casos duplicados, y realizar el seguimiento de los pacientes.

  • Debido a que las bases de datos de los Registros de Cáncer contienen datos personales y, de manera muy especial, datos relativos a la salud, esta información se encuentra sometida a normas muy estrictas de acuerdo a la legislación actualmente vigente en España, así como en todo el ámbito europeo.
  • Inicialmente en nuestro país, la Ley Orgánica 5/1992, de Regulación del Tratamiento Automatizado de Datos de Carácter Personal (LORTAD), limitaba el uso de la informática para garantizar el derecho a la intimidad personal. En dicha ley se establecía la creación de la Agencia de Protección de Datos -cuya principal función es velar por el cumplimiento de la legislación sobre esta materia y controlar su aplicación- e impuso la obligación de registrar en ella los ficheros que contuviesen datos personales. En la Ley Orgánica 15/1999, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD), se ampliaba su cobertura, protegiendo los datos personales independientemente del soporte en el que se encontraran recogidos. Se establecían nuevas medidas de seguridad, limitaciones y derechos de las personas incluidas en los ficheros. Los datos relativos a la salud quedaban expresamente incluidos entre los especialmente protegidos por la ley.
  •  Por otro lado, en los RCP hay una clara conciencia de que la información con la que se trabaja está generada en la práctica asistencial y, por tanto, sometida a las mismas normas de confidencialidad aplicables en las fuentes de las que procede. Los Registros, como depositarios de esa información, cedida a los mismos con fines estadísticos y de con fines de investigación, han de garantizar el cumplimiento de esas normas.
  • Por otro lado, existe una inquietud en los Organismos Internacionales relacionados con la Investigación Epidemiológica en general, y de los Registros de Cáncer en particular, por establecer un equilibrio entre la protección de la intimidad de las personas y el desarrollo de la investigación. Un documento básico al respecto es "Guidelines on Confidentiality in Population-based Cancer Registration in the European Union", elaborado por la International Agency for Research on Cancer (IARC) en colaboración con la ENCR.
  • En los RCP, en síntesis, esta filosofía de mantenimiento de la confidencialidad de los datos registrados se debería materializar en términos de :

- Compromiso individual escrito de las personas que tienen acceso al Registro, a mantener la confidencialidad de los datos.

- Control de la información considerada confidencial mediante claves de acceso a los ordenadores, archivos cerrados y destrucción de material con identificación cuando ésta ha dejado de ser de utilidad. Acceso restringido al espacio físico del Registro de las personas ajenas al mismo.

- Cesión restringida de la información, facilitando sólo datos agregados que no permiten la identificación de los casos. Únicamente se facilitará información individualizada a la propia fuente informante.

- Cada registro de cáncer además de su propio documento interno en cuanto a la protección de datos y mantenimiento de la confidencialidad, seguirá las normas correspondientes a la legislación vigente en su ámbito de acción. 
 

 

 

 

 

Desarrollado por Web4bio