19 de octubre, día mundial contra el cáncer de mama.

17/10/2017

Imagen Noticia

En España se diagnosticaron 27.747 nuevos casos de cáncer de mama en 2015.

El cáncer de mama es, con mucho, el tumor maligno más común en mujeres tanto en el mundo como en Europa y en los países occidentales. En 2012, aproximadamente 1.671.000 mujeres fueron diagnosticadas de cáncer de mama en todo el mundo y esto representa el 25% de todos los cánceres en mujeres. En la UE-27, los 364.500 cánceres diagnosticados de mama representaron una proporción ligeramente mayor (30.4%).

En España, el número de cánceres de mama diagnosticados en 2015 se estimó en 27.747 (tasa de incidencia estandarizada por edad para la población europea: ASIRe = 88.3), lo que situó a España en una situación intermedia a nivel europeo. Junto con el cáncer de colon representa el 45% de todos los cánceres invasivos en mujeres

En España, donde se observa un gradiente norte-sur, los registros con mayor tasa de incidencia estandarizada por edad para la población mundial (ASIRw) en el período 2003-2007 fueron Navarra (69.6), Tarragona (68.8) y Girona (67.8) y aquellos con las tasas más bajas Cuenca (50.6), Ciudad Real (51.6) y Granada (54.8).

La edad es el principal factor de riesgo no modificable en el cáncer de mama, con un aumento en la incidencia a partir de los 35 años y una estabilización a partir de los 55 años, coincidiendo con la menopausia.

El estado hormonal representa otro conjunto importante de factores de riesgo. Una alta elevada en el primer embarazo aumenta el riesgo un 20%, mientras que una edad elevada de inicio de la menopausia lo aumenta al 30%. Por el contrario, una edad posterior a la menarquia es un factor protector, con una disminución del riesgo del 40%.

Un historial familiar de cáncer de mama también es otro importante no modificable: aproximadamente el 10% de los casos de cáncer de mama tienen un componente hereditario debido a la mutación de un gen. Estos casos generalmente ocurren en mujeres más jóvenes.

En España, el riesgo acumulado de cáncer de mama a los 70 años en portadoras de la mutación en BRCA1 se ha estimado en 52% (IC del 95%: 26-69%) y en 47% en portadoras de mutaciones en BRCA2 (IC del 95%: 29-60 %).  Debido a la alta carga de morbilidad del cáncer de mama en la población, se implementaron programas de detección de cáncer de mama en los países más desarrollados hace varias décadas. En España, el primer programa de cribado fue implementado en 1990 en Navarra, y actualmente todas las regiones ofrecen estos programas, que cubren más del 90% de la población objetivo. En 2011, la tasa de participación en estos programas fue de más del 73%. La implementación y operación de programas de cribado poblacional en todo el país alteró durante algunos años las tendencias de incidencia temporal por región según las estrategias de implementación en cada una de ellas. Actualmente, la detección ya ha alcanzado un punto de saturación. El cribado provoca un cierto nivel de sobre diagnóstico (y, por lo tanto, tasas ligeramente más altas de lo que habría si no hubiera cribado).

Sin embargo, debido a su alto impacto, la investigación, la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de este cáncer deben ser tratados como prioridades en los planes de oncología, así como el diagnóstico precoz de este cáncer a través de los programas de detección debe seguir siendo un elemento importante junto con otras medidas como estrategias para el diagnóstico precoz y asegurar las mejores medidas terapéuticas. Finalmente, la investigación etiológica y terapéutica debe continuar ya que muchas de las mejoras futuras dependen de ella.

Fuente

Galceran, J., Ameijide, A., Carulla, M., Mateos, A., Quirós, J. R., Rojas, D., … Pardo, E. (2017). Cancer incidence in Spain, 2015. Clinical and Translational Oncology, 1–27. https://doi.org/10.1007/s12094-016-1607-9

 

 

 

 

Desarrollado por Web4bio